Paseo por las ruinas de Itálica

Seguro que todos hemos soñado alguna vez con viajar al pasado. Resulta utópico pero, ¿quién dice que no podemos conocer cómo vivían y cuáles eran las costumbres siglos atrás?.

Nos hemos trasladado a un marco incomparable. Ha 7 km de Sevilla capital, en la localidad de Santiponce, se erige la ciudad romana de Itálica. Poner pie en ella, supone verse inmerso en una urbe romana perfectamente conservada y rodeada de una increíble vegetación.

pagesdfs

Llegar hasta aquí nos ha permitido conocer más a fondo las costumbres del pueblo romano. En moda,  junto a la civilización griega, con quien guarda grandes similitudes, se puede apreciar la huella que han sabido dejar las indumentarias, presentes cada año en las pasarelas de nuestros países y sin duda en nuestro armario.

Mucho dicta la moda de esa época, cuya vestimenta se fue simplificando. Sin embargo, prendas como la túnica, la toga, la stola son hoy día adaptadas por grandes firmas y llevadas a la calle. Calzado que hoy día usamos, como las sandalias, derivan de estas civilizaciones, que supieron destacar en el diseño y darle gran valor a la moda.

 


grecian_goddess_drape
            Sandalias-romanas-de-Free-People

Peinados y tocados que hoy nos hacemos los debemos a la influencia de estos pueblos. Las mujeres debían llevar el cabello largo y bien recogido. Las clases con más nivel económico disponían de joyas e incluso diademas, aunque la principal diferencia, única aportación de la época al sector de la peluquería, fue la aparición de los tirabuzones. En palacio, también se seguían las normas sociales, pero los recogidos eran mucho más sofisticados, y elegantes, incluyendo a menudo todo tipo de piedras para decorarlos. Los velos de finas telas sustituían las capuchas y gorras del pueblo llano.

csc_1064okl

DSC_0906

DSC_0901

DSC_0944

csc_1058dsfs

csc_1067asda

DSC_0935

 

Anuncios